Alouatta palliata

Como indica el título esta semana tuve un encuentro curioso con este bello primate conocido comúnmente como mono aullador. Aunque es innegable que es especial tener contacto con animales salvajes es preocupante cuando estos encuentros se dan en plena ciudad y te lleva a cuestionarte ¿Cómo llego este animal a este sitio? ¿Están invadiendo su hábitat? ¿Se separaría de su grupo? y estas cuestiones se agravan más cuando veo las acciones ineficientes por parte del departamento encargado de su rescate, el cual básicamente tenía que  llevarlo a su hogar pero están  tan poco capacitados que optaron como mejor opción dejarlo a merced de los curiosos quienes acosaron al animal hasta hacerlo huir.

Yo como espectadora de este acto bochornoso me hace pensar en dos cosas que algunas personas no han evolucionado y terminan comportándose de esta forma y dos que estas mismas personas tienen escasa cultura de conservación y protección de la flora y fauna que aquí en Panamá es muy rica aún y como panameños debemos defender. En este artículo quisiera compartir datos interesantes sobre taxonomía, hábitat y estado del Alouatta palliata en Panamá.

En la taxonomía de los mono aulladores de Mesoamérica y de las costas del Caribe y Pacífico de Colombia y Ecuador se reconoce solamente a  A. palliata (Gray, 1849), A. pigra (Lawrence, 1933) y A coibensis (Thomas 1902).  Utilizando marcadores de ADN mitocondrial (mtDNA), Cortéz-Ortíz et al. (2002) encontraron que el Alouatta palliata y el A. coibensis constituyen un lineaje de mtDNA muy cercano y un grupo monofilético. El ADN mitocondrial diverge entre las especies nominales A. palliata  y A. coibensis por muy poco, mostrando una divergencia en sus sencuencias  del 0.1%, más de un orden de magnitud menor al número de sustituciones de nucleótidos que se observaron entre cualquier otro par de especies de Alouatta.

Mono Aullador durante una siesta

Se ha reconocido cinco subespecies: Alouatta palliata palliata, Alouatta palliata mexicana, Alouatta palliata aequatorialis, Alouatta palliata trabeata. El Alouatta palliata es nativa de Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú. Esta especie ocupa  ciertos tipos de vegetación y se puede encontrar en bosques estacionales y no estacionales, en los manglares y pantanos (Baumgarteny Williamson 2007). De acuerdo con los últimos autores, A. palliata no se encuentra por encima de 2.000 m, y en la montaña se encuentra a elevaciones más bajas.

Los monos aulladores son el grupo de primates más grande de Sur América que consume hojas. Como los mono araña, ellos poseen una cola prensil, con un parche de piel desnuda debajo de la superficie de la punta. Los monos aulladores tiene pequeños incisivos y unos caninos grandes con dimorfismo sexual. Los molares están particularmente adaptados para masticar hojas.

Su rasgo más característico es la profunda mandíbula que rodea la laringe ampliada y el aparato hioideo, que forma una cámara de resonancia. Es con esta caja es que la voz altamente especializada y ampliada produce los aullidos (gruñidos, rugidos y ladridos). Las sesiones de aullidos que por lo general afectan a todo el grupo se pueden escuchar en las mañanas muy temprano y se escuchan a distancias de 1.2 kms (Drubbel y Gautier, 1993).  Los monos aulladores rojos (A. seniculus, A. macconnelli, A. juara, A. puruensis y A. sara) tienen la caja de voz más grande y el rugido más profundo, mientras que los aulladores de manto mexicanos, centroamericanos y del norte de Colombia, A. pigra y A. palliata tienen aullidos más pequeños y más agudos como resultado.

El mono aullador de manto es excepcional en su género, puede formar grandes grupos de más de 40 individuos, con un número de machos reproductores, aunque el tamaño del grupo es generalmente menor, tiene un promedio de 14 individuos dentro del grupo. Para otras especies, 14 es un grupo grande y por lo general se puede ver la numeración de cuatro o cinco, o hasta 11 individuos o menos. En los monos aulladores rojos, normalmente hay un macho dominante del grupo (a veces dos), otros son subadultos o menores de edad, junto con un harén de dos a cinco hembras. A diferencia de los mono araña y en relación con la gran proporción de hojas en la dieta (hasta el 50% de la dieta anual), los monos aulladores tienen en general áreas de distribución muy pequeñas y la superposición en términos generales de 5 hectáreas hasta 45 hectáreas, en función de el tipo de hábitat (Neville et al. 1988). Los grandes grupos de A. palliata pueden tener áreas de distribución que se extienden de 60 ha (Estrada 1982), mientras que en los llanos del norte de Venezuela, áreas de distribución de A. arctoidea pueden ser tan pequeñas como 4 hectáreas (Sekulic 1982).

Los monos aulladores son los únicos primates del nuevo mundo, que regularmente incluyen hojas maduras en su dieta, aunque se prefiere hojas jóvenes, suaves y menos fibrosas cuando están disponibles. Su alimentación con hojas y su capacidad de comer las hojas maduras, es sin duda una de las claves de su amplia distribución y amplia variedad de tipo de vegetación que habitan. Las frutas maduras es el otro elemento importante de alimento, especialmente higueras silvestres (Ficus) en muchas regiones, pero también comen sus peciolos, yemas, flores (a veces estacionales muy importantes), las semillas, el musgo, los tallos, ramas y termiteros. El consumo de suelo de termiteros todavía no se entiende claramente, pero puede implicar la necesidad de ciertos minerales, o puede deberse a las propiedades de la arcilla que por adsorción puede reducir los efectos de toxinas ingeridas con las hojas

Los monos aulladores adultos en Panamá pueden tener un peso de 7.8 kg (Thorrigton Jr. et al. 1979). En el caso de las hembras pueden tener un peso de 6.6 kg (Thorington Jr. et al. 1979).  Estos animales se ven amenazados principalmente por la caza y pérdida de hábitat. Tenemos el caso de los bosques de la Península de Azuero que ha sido en gran parte destruido y está muy fragmentado actualmente.

Aún hay esperanza para los monos aulladores en Panamá, ya que se trabaja mucho en tener áreas conservadas aunque algunas siempre tendrán que verse amenazadas por el progreso urbano como es el caso del Parque Metropolitano; aún se mantienen sin mucha perturbación los siguientes Parques Nacionales y áreas protegidas: Parque Nacional Portobelo, Parque Nacional Chagres, Parque Internacional La Amistad, Parque Nacional Soberanía, Parque Nacional Volcán Barú, Parque Nacional Altos de Campana, Parque Nacional Darién,  Parque Nacional General de División Omar Torrijos Herrera  - El Copé, Reserva de Producción de Agua La Fortuna, Reserva Forestal La Yeguada, Parque Nacional Canglón, Ciénaga de Changuinola, Penísula Valiente, Estero Río Bayano, Estero del Golfo de San Miguel, Ciénaga de Matsugarati, Estero Bahía de los Muertos, Playa de la Barqueta Agrícola, Estero Río Fonseca, Estero Ríos Tabasará, Estero Golfo de Montijo, Cerro Gaital, Cerro Chame, Bosque Protegido Palo Seco, Serranías de Majé, Monumento Natural Isla Barro Colorado, Cayo Swan, Cayo Tigre, Lagunas del Volcán, Picacho de Olá, Reserva Científica Isla de Majé, Reserva Privada Kunayala, Parque Nacional Golfo de Chiriquí, Lago Gatún, Bosque Protegido Alto de Darién, Los Pozos Calobre, San San Pond Sak, Punta Patiño, El Salto de Las Palmas, Parque Nacional Camino de Cruces, Filo del Tallo, Reserva Privada Maski, Reserva de San Blas.
El Alouatta palliata coibensis se puede ubicar dentro del Parque Nacional Isla Coiba y Jicarón, en el caso del Alouatta palliata trabeata lo podemos ubicar dentro del Parque Nacional Cerro Hoya. 

Fuente:

Cuarón, A.D., Shedden, A., Rodríguez-Luna, E., de Grammont, P.C., Link, A., Palacios, E. & Morales, A. 2008. Alouatta palliata. In: IUCN 2011. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2011.1. <www.iucnredlist.org>. Downloaded on 06 July 2011.