Como el resto de nuestro cuerpo, nuestro cerebro cambia con el paso de los años. La mayoría nota un pensamiento más lento y ocasionalmente problemas certeros para recordar. Aunque una seria pérdida de la memoria, confusión y otros cambios mayores en la vía en que nuestro cerebro trabaja podría ser una señal de que las células de nuestro cerebro están fallando

El cerebro tiene 100 billones de células nerviosas (neuronas). Cada célula nerviosa comunicada con otra forma una red de células nerviosas y tienen un trabajo especial. Algunas están involucradas en el pensamiento, aprendimiento y en los recuerdos. Otras nos ayudan a oler, ver y escuchar. Otras le indican a nuestros músculos cuando moverse.

En la enfermedad de Alzheimer, como en otros tipos de demencia, aumenta el número de células deterioradas hasta llevar a la muerte.

Es importante detectar las señales de de esta enfermedad, entre las 10 principales señales de alerta tenemos:

  • Olvido de la información recién adquirida, esta es la señal más común de la enfermedad.
  • Dificultad para desarrollar tareas familiares, a veces las personas con demencia encuentran difícil completar las tareas de todos los días.
  • Problemas con el lenguaje, Las personas con Alzheimer a menudo olvidan simples palabras o sustituyen palabras por palabras inusuales. Haciendo su hablar y escritura difícil de entender.
  • Desorientación de lugar y tiempo, las personas con Alzheimer pueden perderse en sus propias barriadas. Suelen olvidar donde están y como llegar a los lugares y olvidan como regresar a casa.
  • Decaimiento del Juicio.
  • Problemas con el pensamiento abstracto. Se tiene una inusual dificultad para la realización de tareas mentales complejas, como el olvido de que son números y como deberían usarse.
  • Pérdida de objetos. Una persona con Alzheimer puede colocar objetos en lugares inusuales. Como la plancha en la nevera o el brillo de fregar en la azucarera.
  • Cambios de humor drásticos.
  • Cambios de personalidad à Una persona con Demencia puede cambiar dramáticamente. Este sujeto puede tornarse extremadamente confuso, suspicaz, miedoso o dependiente de los miembros de la familia.
  • Pérdida de la iniciativa. Las personas con Alzheimer se tornan extremadamente pasivos, viendo televisión por horas o durmiendo más de los usual o no interesarse en actividades inusuales

Fuente:

Alzheimer’s Association, Basics of Alzheimer’s disease, www.alz.org, 2005