La técnica de clonación comenzó siendo un nuevo avance en el estudio científico, con beneficios a nivel médico, en el cual nunca estuvo entre sus objetivos principales clonar personas o crear bebés de reserva. Estas investigaciones en sí tienen como objetivo obtener células madres para curar enfermedades.
Claro se ha publicado los resultados de la investigación sobre clonación de animales y humana para obtener células madres y al igual que el resto de los descubrimientos científicos, estas publicaciones están disponibles a nivel mundial.
Y era inevitable que este conocimiento fuera mal utilizado. Ahora varios propagan la idea de clonar personas.
Para desarrollar el tema de clonación terapéutica empecemos describiendo que este procedimiento consiste en fabricar células madres de los pacientes por el procedimiento dónde se toma una célula cualquiera, se le extrae el núcleo y se descarta el resto del material celular. Se procede a obtener un óvulo sin fecundar y se extrae y descarta su núcleo,  se inserta el núcleo de la célula del paciente dentro del óvulo y se estimula al óvulo para que comience a dividirse. Logrando que los descendientes de éste óvulo sean células madres que tienen el mismo ADN que el paciente. Este procedimiento no tiene relación con la ingeniería genética porque los genes no se modifican para nada ya que se cambia en su totalidad todo el núcleo de la célula.
Actualmente se ha satanizado el concepto de clonación, recordando que los cultivos de piel para injertar a víctimas de quemaduras graves son una forma de clonación sin objeciones éticas. A pesar de que mundialmente existe escasa legislación sobre éste tema, no se necesitan de leyes para que el hecho de tener un clon para extraer órganos sea considerado y castigado como un asesinato.
Hasta ahora mediante la clonación podemos clonar: células, embriones, órganos e individuos. Existe una tendencia en la población en considerar la clonación de personas como un acto antiético y no aceptable.  Sin embargo se está trabajando en tratamientos con la clonación de órganos cómo: la piel, hígado y médula ósea.
Ahora se habla de la posibilidad de clonar células diferenciadas para curar enfermedades degenerativas como el Parkinson aún  con el problema de rechazo de parte del cuerpo
Existe por ende una lista de enfermedades devastadoras que se cree se podrían curar o aliviar con técnicas similares incluyendo la diabetes, cirrosis, leucemia, osteoporosis, quemaduras, Alzheimer, Parkinson, tetraplejía, algunos tipos de cáncer, algunas dolencias de corazón y espalda y otras. A pesar que todo esto suena prometedor en 10 años a penas se ha logrado avance en esta temática.

Fuente:

Herrera L (2009), La Bioética y la Clonación Humana Terapéutica.