Los trastornos cromosómicos constituyen una categoría importante dentro de las enfermedades genéticas abarcando una gran porción del conjunto de problemas reproductivos, malformaciones congénitas y retraso mental y son un factor importante en la patogenia del cáncer.

Las anomalías cromosómicas específicas son responsables de cientos de síndromes identificables  que, en conjunto , son más frecuentes que todos los trastornos monogénicos mendelianos juntos. (Nussbaum et al 2008)

El análisis sistemático del cariotipo a nivel citológico, actualmente se apoya en el cariotipado molecular; donde se aplican las técnicas de análisis genómico para la evaluación de las características del cariotipo a nivel del genoma completo.

El análisis cromosómicos se indica en medicina como un procedimiento de diagnóstico sistemático para la evaluación de fenotipos contemplando diversas situaciones clínicas en las que convenga utilizar un análisis citogenético. Por ejemplo:

  • Problemas en el crecimiento y desarrollo temprano: este tipo de hallazgo es frecuente en niños con anomalías cromosómica, aunque no sólo se observa en este tipo de alteraciones. Ejemplo: Retraso del desarrollo, la dismorfología facial, las malformaciones múltiples, baja estatura, genitales ambiguos y retraso mental.
  • Nacidos muertos y muerte neonatal: este caso tiene alta incidencia de anomalías cromosómicas   respecto a los niños que llegan a nacer. También es elevada entre los niños que mueren durante el periodo neonatal. Siempre se indica un análisis cuando se presentan estos casos para identificar las causas  o para descartar anomalías aportando información importante para el diagnóstico prenatal en gestaciones futuras.
  • Problemas de fertilidad: Este tipo de estudio se indican a mujeres con amenorrea y en parejas con antecedentes de infertilidad o de aborto recurrente. En la mayoría de los casos uno de los dos miembros de la pareja sufre una anomalía cromosómica.
  • Antecedentes familiares: La detección o la sospecha de una anomalía cromosómica en un familiar de primer grado es una indicación para realizar un análisis cromosómico.
  • Tumores: La mayoría de los cánceres esta asociada a una o más anomalías cromosómicas.
  • Embarazos en una mujer de edad avanzada: En esto casos existe un incremento en el riesgo de anomalías cromosómicas en fetos concebidos por mujeres con edades superiores a los 30-35 años. En estos casos se debe realizar un análisis cromosómico fetal como parte de los estudios prenatales.

Hibridización Fluorescente in Situ (FISH)

Trastornos Autosómicos

Aunque se han descrito numerosos trastornos cromosómicos poco frecuentes que afectan a un cromosoma entero a un segmento de un cromosoma, mucho de ellos se han detectado en fetos procedentes de abortos espontáneos o afectan segmentos cromosómicos relativamente cortos . Hay tres trastornos cromosómicos que no son mosaicos y que son compatibles con la vida neonatal y consisten en una trisomía de una autosoma completo: la trisomía 21, (síndrome de Down), la trisomía 18 y la trisomía 13.

Observamos la presencia de 3 cromosomas en los cromosomas 21 en ves de dos

La presencia de estas trisomías en un individuo causa retraso en el crecimiento retraso mental y múltiples anomalías congénitas. Cada una de estas trisomías tiene un fenotipo claramente diferenciable. Las anomalías del desarrollo características de cualquier estado trisómico están determinadas por la dosis extra de los genes presentes en el cromosoma adicional.

También puede existir delecciones autosómicas, que en general tiene una incidencia estimada de  1/7000 (Nussbaum et al 2008). Entre ellos podemos mencionar:

  • El síndrome del maullido de gato (Cri du chat): En este síndrome se produce una delección terminal o instersticial del brazo corto del cromosoma 5. El nombre lo recobe del llanto de los niños que sufren este trastorno, que es similar al maullido de un gato. La apariencia facial es característica con microcefalia, hipertelorismo, pliegues epicánticos, orejas de implantación baja, a veces con apéndices preauriculares y micrognatia. Otros problemas son el retraso mental grave y las malformaciones cardíacas.
  •  Microdelecciones: Etas delecciones causan síndromes que, en general , son clínicamente reconocibles. Los estudios moleculares y la Hibridización Fluorescente in Situ (FISH) han demostrado que los puntos de rotura centroméricos y teloméricos suelen ser indénticos en los diferentes pacientes, sugiriendo que existe secuencias con tendencia a presentar delecciones. Ejemplo:  Síndrome del ojo de gato, Síndrome de Prader – Willi/ Angelman, Neurofibromatosis, Azoospermia.

Trastornos en los cromosomas sexuales

Otro tipo de trastorno se da en los cromosomas sexuales, quepueden presentar diversas anomalías. Los cromosomas X e Y son los encargados en determinar el sexo en un individuo. La base de esta diferenciación XX/XY se conoció poco tiempo después que fuera posible en el análisis citogenético describiendo los siguientes trastornos:

  • Síndrome de Klinefelter: Tienen 47 cromosomas, con dos cromosomas X y uno Y (Cariotipo XXY). EL fenotipo que muestra este síndrome en los pacientes son: alta estarura, delgados, piernas largas en relación con el resto del cuerpo, en la pubertad hay signos de hipogonadismo, ginecomastia, infertilidad. Existen diversas variantes del síndrome de Klinefelter con cariotipos diferentes a 47, XXY tal como 48 XXYY, 48 XXXY y 49 XXXXY. Como regla general, los cromosomas X adicionales (aunque son inactivos causan un fenotipo más anormal, con un grado más elevado de dismorfia, menor desarrollo sexual y mayor deterioro mental.
  • Síndrome 47, XXY:  Esta constitución no se asocia con un determinado fenotipo anormal y los hombres con este cariotipo no pueden distinguirse de los hombre normales 46, XY por ningún rasgo físico o de comportamiento. Los hombres XYY identificados en programas de cribados de recién nadicos sin sesgo de detección son altos y tienen un riesgo incrementado de tener problemas educacionales y de comportamiento en comparación con los hombres cromosómicamente normales. Tienen inteligencia normal y no  son dismórficos. La fertilidad suele ser normal y parece que no tienen un riesgo incrementado de tener un hijo con anormalidades cromosómicas.
  • Síndrome de Turner: tienen 45 cromosomas, con un sólo cromosmas X (Cariotipo 45 X). Las anomalías típicas del síndrome de Turner son: baja estatura, disgenesia ghonadal (generalmente son gónadas en forma de cinta por un fallo en el mantenimiento del ovario), cara peculiar, cuello ancho, implantación posterior baja del cabello, tórax ancho, con pezones muy separados y una elevada frecuencia de malformaciones renales y cardiovasculares.
  • Trisomía X (47, XXX): Son algo más altas que la media, las mujeres con trisomía X no tienen un fenotipo anormal. Algunos casos se detectan en clínicas de infertilidad, pero probablemente la mayoría pasan desapercibidas. Se ha demostrado que las mujeres XXX presentan los cambios puberales a una edad apropiada y que en general son fértiles, aunque con un riesgo algo incrementado de tener descendencia cromosómicamente anormal. Muestran un déficit significativo en los test de inteligencia y alrededor del 70% sufre algún problema de aprendizaje; suelen tener un comportammiento anómalo, en especial durante la transición entre la adolescencia y la edad adulta.

Fuente:

Nussbaum RL, McInnes RR, Willard HF (2008) Principios de Citogenética en Capítulo 5 de Genética en Medicina, Séptima edición, Ed.Saunders.

Nussbaum RL, McInnes RR, Willard HF (2008) Citogenética Clínica: trastornos de los autosomas y de los cromosomas sexuales en Capítulo 6 de Genética en Medicina, Séptima edición, Ed. Saunders.