El mes de octubre en Panamá y en muchos países se realizan campañas informativas sobre el cáncer, en especial, sobre el cáncer de seno y de próstata. A nivel mundial hay miles de mujeres que de la noche a la mañana pasan por una dura prueba donde su vida cambia radicalmente por un proceso celular maligno que es ampliamente estudiado por los científicos.

El cáncer inicia cuando las células comienzan a crecer sin control. Existen diversos tipos de cáncer pero todo comienzan por este proceso anormal en las células. Por definición el cáncer de seno es un tumor maligno que inicia en las células del seno. El tumor maligno está formado por un grupo de células cancerosas que puede crecer (invadir) en los tejidos o extenderse (metástasis) a otras partes del cuerpo.

Las partes principales del seno femenino son los lobulillos (glándulas productoras de leche), los conductos (tubos lácteos que conectan los lobulillos y el pezón) y el estroma (tejido adiposo y los ligamentos que rodean los conductos y lo lobulillos, los vasos sanguíneos y los vasos linfáticos. Los vasos linfáticos se asemejan a las venas, pero transportan linfa en vez de sangre. La mayoría de los cánceres del seno comienzan en los conductos, algunos en los  lobulillos y el resto en otros tejidos del seno.

El sistema linfático juega un papel crucial para entender como el cáncer de seno puede extenderse. La linfa es un líquido claro que tiene productos de desecho de los tejidos y células del sistema inmune. La mayoría de los vasos linfáticos del seno conducen a los ganglios linfáticos axiliares. Algunos de estos ganglios conducen a los ganglios ubicados sobre la clavícula (ganglios linfáticos supraclaviculares) y otros a los ganglios mamarios internos, próximos al esternón. Las células cancerosas también pueden entrar a los vasos sanguíneos y propagarse a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo.

Los ganglios linfáticos son pequeños grupos de células del sistema inmune que son importantes en la lucha contra infecciones.  Cuando las células cancerosas llegan a los ganglios linfáticos axilares, pueden continuar creciendo, lo que frecuentemente hace que se inflamen los ganglios linfáticos en la axila o en cualquier otro lugar. Si las células cancerosas del seno se han propagado hasta los ganglios linfáticos axilares, es más probable que también se hayan propagado a otros órganos del cuerpo.

He aquí la razón por la cual las células cancerosas pueden viajar a otros sitios del cuerpo (metástasis), para formarNódulos linfáticos del seno nuevos tumores, al llegar al torrente sanguíneo o los vasos linfáticos. No importa a donde se desplacen, siempre se les llamará por el sitio donde comenzó. Por ejemplo el cáncer de seno puede llegar al hígado pero seguirá siendo cáncer de seno, no cáncer de hígado.

No todos los tumores son cancerosos. Los tumores no cancerosos se les conoce como beningnos. Los tumores benignos pueden causar igualmente problemas si no son tratados, debido a que pueden crecer demasiado y causar presión en órganos saludable y tejidos próximos; pero no son capaces de invadir otros tejidos.

Es importante ser constante con la autoexploración del seno y tener siempre presente que ante la primera sospecha se debe  acudir inmediatamente al médico. En Panamá pueden acudir para orientación y tratamiento al:

Instituto Oncológico Nacional
Teléfono: 512-7000

Fuente:

American Cancer Society, Breast Cancer, disponible en: http://www.cancer.org/Espanol/cancer/cancerdeseno/Guiadetallada/index

National Comprehensive Cancer Network, American Cancer Society, Cancer del Seno, Guías de tratamiento para pacientes, Versión IX/Julio 2007.